El Ayuntamiento de Córdoba pondrá bicis a sus trabajadores

SONY DSC

Hay muchas maneras de fomentar la bicicleta desde la esfera pública: construcción de infraestructuras, campañas de concienciación, restar espacio público al vehículo privado… Todas ellas son importantes, pero a menudo echamos de menos que sean los propios políticos los que prediquen con el ejemploy potencien que sus trabajadores, que al fin y al cabo reciben un sueldo de todos los contribuyentes, utilicen el medio de transporte más limpio y eficiente en su día a día.

En esa dirección va, precisamente, la medida anunciada recientemente por el Ayuntamiento de Córdoba: el equipo de Gobierno de la ciudad andaluza ha anunciado, a través de la edil de Medio Ambiente e Infraestructuras, Amparo Pernichi (IU), que facilitará a todos los trabajadores municipales una bicicleta para quese desplacen pedaleando hasta su puesto de trabajo. La medida va incluida en el paquete de medidas que impulsará el Consistorio para combatir los efectos de la contaminación, en el marco del Pacto por el Clima.

Córdoba quiere que sus trabajadores municipales utilizan la bicicleta a diario. Por ello, adquirirá una para cada uno de sus trabajadores.

“Queremos poner bicicletas a disposición de los trabajadores municipales para que se muevan en sus desplazamientos de trabajo, y de esta manera demos ejemplo», explicó Pernichi en rueda de prensa. De cara a que todos los trabajadores tengan su bicicleta, la edil apuntó que el Ayuntamiento facilitará unas fichas a todos los Servicios municipales “para que nos soliciten la cantidad de bicis que necesitarían para gestionar sus Departamentos”.

Pernichi quiso hacer hincapié, asimismo, en la necesidad de “seguir insistiendo” en el uso de la bicicleta como medio de transporte habitual. En ese sentido, señaló la antiguedad de la flota de vehículos de la capital, algunos de los cuales tienen “más de 40 años”, lo que calificó como una situación “dramática” y altamente perjudicial para la salud de los cordobeses. La bicicleta se muestra, una vez más, como la solución perfecta.